El glúteo medio, situado en la parte posterolateral de la cadera, presenta una gran función estabilizadora en la carrera. Evita una oscilación lateral mejorando la estabilidad, lo que conlleva una técnica más eficiente y previene alteraciones en la rodilla, como “el valgo”(rodillas en X); mejora tu oscilación vertical en carrera, factor determinante para reducir la componente vertical y aumentar la componente horizontal. Ésta última está relacionada con la amplitud de zancada y la primera con el tiempo de contacto de cada pisada. Por tanto, la buena estabilización en carrera va a tener dos funciones principales:

  1. Evitar posibles lesiones.
  2. Mejorar la técnica de carrera.

Para que estas dos funciones se cumplan es necesario garantizar un timing (activación sincronizada de los músculos que intervienen en un movimiento) adecuado de todos los músculos estabilizadores, para evitar lesiones de rodilla de tipo ligamentoso, meniscal o femororrotuliano. Muchas patologías, molestias y desequilibrios en los miembros inferiores pueden estar asociados a una debilidad del glúteo medio.

El glúteo medio es el principal estabilizador de la pelvis durante el apoyo monopodal en el plano frontal. Por lo tanto, la evaluación de dicho músculo es prioritaria en la prevención de lesiones en los miembros inferiores.

Para detectar una debilidad en el glúteo medio durante el apoyo monopodal se realiza el conocido test de SL Balance Test. Esta prueba consiste en pedirle al sujeto, en posición de bipedestación, que flexione un poco la rodilla para quedarse apoyado sobre un solo pie, durante 30 segundos con cada pierna, tanto con los ojos abiertos como cerrados. Cuando la persona esté en apoyo monopodal, la mejor forma de valorar si existe debilidad en el glúteo medio es ponerse detrás y observarlo en plano frontal posterior. No obstante también es importante valor el plano frontal-anterior y sagital para ver su relación con el Core y las demás estructuras óseas adyacentes: tobillo, rodilla y raquis del sujeto.

Existirá una falta de eficacia o debilidad del glúteo medio cuando éste no sea capaz de contrarrestar el momento de aducción del apoyo monopodal. ¿En qué fijarse? Debemos observar durante el apoyo si existe una nivelación de la cadera o no, como vemos en la siguiente imagen:

En la imagen de la derecha, se puede observar como el glúteo medio no es eficaz a la ahora de estabilizar la pelvis en el apoyo monopodal.

Este test se evalúa descalzo para observar el pie. Si el dedo gordo no está anclado al suelo y se levanta, quiere decir, que hay una debilidad que afecta a la línea profunda de fuerzas, que intervienen en el momento de impacto del pie contra el suelo. Determinante para dirigir las fuerzas en la dirección correcta y que éstas no pierdan eficacia en la zancada.

Por tanto, si tenemos alineada la cadera en carrera, vamos activar el glúteo medio y seremos capaces de transmitir fuerzas eficaces hacia el suelo en la dirección adecuada. Esta es la verdadera función del glúteo medio y de su importancia en la carrera.