Después de nuestro artículo de los cinco venenos blancos, ahora vamos aportar sugerencias y alternativas que se pueden tomar de manera más natural y sin que perjudique al organismo en su equilibrio interior.

Sustitutivos del azúcar Blanca.

Stevia

maxresdefault

Recién llegado y comercializado en España, cada vez la Stevia se utiliza más como endulzante natural en nuestras mesas cuando tomamos nuestro te o café.
Endulzante consumido en países como Japón, procede de un arbusto herbáceo de hoja perenne. Su sabor dulce proviene de los glicósidos de esteviol, cuyo sabor es hasta 300 veces más dulce que el azúcar. Su consumo es seguro y no aporta ni más ni menos que otros endulzantes.

Miel

 

9

Sustancia elaborada por las abejas tras recoger el néctar de las flores, se trata del endulzante natural más famoso. Tiene 350 calorías (por 100 gr), 80% de hidratos de carbono, enzimas, minerales y vitaminas. Complemento alimentario ideal para gente con necesidades extras de energía, es decir, los corredores. Como sugerencia, os aconsejo que la compréis en un sitio de confianza y elaborada artesanalmente (ecológica). Un truco para ver si es de buena calidad es inclinar el recipiente y si le cuesta moverse la miel, es de buena calidad. La que yo compro, pongo en recipiente boca abajo y no cae ni una bota.

 

Recordar que la miel es rica en potasio, fundamental para el buen funcionamiento de la bomba sodio-potasio dentro de las células musculares y su correcto rendimiento para los deportistas.

Sustitutos del arroz

 

Arroz integral

Para mí, es uno de los hidratos de carbono con más propiedades y digestivos que existen. Es solo una opinión pero deberíais probar hasta dar con el vuestro.
Posee más fibra, cual inhibe la absorción del azúcar de los alimentos. Sacia más y se absorbe más lentamente por lo que se trata de un alimento de bajo índice glicémico. El arroz integral aporta agua, proteínas, hidratos de carbono, minerales (sodio, potasio, fósforo, calcio, hierro…) aceites vegetales, provitamina A, vitamina B1 (tiamina), vitamina B3 (niacina) y vitamina B12. Además, su contenido en grasas es bajo.
Sustitutos de la leche

 

Leche de cabra.

8

Sin lugar a dudas, de las leches más digestivas y con mayores propiedades, la leche de cabra es una alternativa excelente. Es rica en ácido fólico, betacarotenos y calcio, además de llevar innumerables enzimas digestivas.

De todas las leches: arroz, soja, avena, etc… os recomiendo la de cabra. Al principio tiene un sabor que no estamos acostumbrados pero con el tiempo se acostumbra .

 

 

Sustitutos de la harina

Harina integral

 

La más completa y equilibrada para nuestro organismo, aporta un sinfín de propiedades además de energía regulada y dosificada en el tiempo.

Harina de avena
Es una harina bastante conocida y usada para galletas y repostería en general. Añade textura y sabor al cereal. Se puede combinar con harina de trigo para hacer panes, o con otras harinas para hacer galletas ricas en fibra.

Harina de centeno
Mayor valor nutritivo, por cada 100 gramos de harina de centeno tenemos 14 gramos de proteína, 68 gramos de hidratos de carbono y 22 gramos de fibra. Aporta energía duradera y de absorción lenta gracias a su bajo índice glucémico. Es rica en fibra, ácido fólico, sales minerales y vitaminas del grupo B y E.

Harina de maíz
Con su color amarillo y textura esponjosa es una de las harinas más populares junto con la de trigo. Se hace con maíz amarillo y es muy refinada, para hacer muffins, tartas, y tortillas. No tiene gluten y se puede usar como sustituto de la harina de trigo en algunas recetas, como para las galletas.

Sustitutos de la sal
Aunque no tiene un sustituto directo, existen multitud de condimentos y especias que aportan sabor a nuestras comidas.

Hierbas aromáticas y especias

7

• Hinojo, de sabor anisado para sopas, verduras y pescados.
• Clavo, resalta platos insípidos. Perejil, da un sabor fresco y penetrante. Menta muy refrescante para aromatizar habas, guisantes, pepino y salsas de yogur.
• Pimientas, de sabor picante y aromático para adobos y cualquier guiso o aliño. Laurel, para estofados.
• Oregano y albahaca, para pasta y ensaladas.
• Salvia, para pasta carnes y pescados.
• Romero y tomillo, para carnes, pescados, y adobos.
• Estragón y enebro, para pescados, salsas y aliños.
• Nuez moscada, para salsas con leche.
• Curry, para carnes, pescados, arroces, pastas y verduras.
• Pimentón, para estofados, sopas y salsas.
• Azafrán, para arroces y pescados.
• Jengibre, para carnes pescados y verduras.
• Sésamo, para panes, galletas y ensaladas.
• Aceite de oliva natural o aromatizado.
• Vinos y licores, para añadir durante la cocción en pequeñas cantidades (opcional)

Conclusión: Cada uno es libre de escoger los alimentos que más le parezcan para la mejora de su salud. La tentación la tenemos todos los días y a todas horas. Por tanto tu eliges que quieres para tu salud.