Jack Ma, socio y fundador de Alibaba dueño entre otros de aliexpress. Es una de las personas con mayor patrimonio y de mayor influencia en la actualidad en China. Al ser preguntado en cierta ocasión sobre la política de contratación de las personas que ocupaban altos cargos en su empresa contestó.

 

A la hora de contratar, busco perfiles académicos de segundo o tercer orden. Por lo general, este tipo de personas, han superado dificultades y son capaces de buscar diferentes tipos de soluciones ante problemas diversos. Además, son personas que utilizan sus recursos de forma cooperativa y agregan un plus a nuestra empresa. Las personas con los mejores expedientes. No están acostumbrados a superar dificultades, se bloquean y no son capaces de plantear soluciones imaginativas. Además, suelen ser individualistas y les cuesta trabajar en equipo.”

 

En realidad ,los corredores somos personas que podríamos encajar en este tipo de perfil. No solemos ser grandes atletas, con marcas increíbles y capacidades sobrehumanas. Somos personas normales que tenemos que hacer malabarismos para encajar los entrenos. Saltando del trabajo, a la familia. Muchas veces, cansados, estresados. Y algunas veces entrenando a horarios que muchos considerarían de locos.

 

Sin embargo, hemos desarrollados habilidades que son mucho más importantes de lo que pensamos.

 

Un ejemplo de esto, es  la fortaleza mental.

 

Hace poco hice un entreno de series de 2000 metros, que puede ilustrar esta cualidad de SuperHeroe. Aunque por supuesto, no me considero tal cosa.

 

La historia es que había pasado una semana muy dura, a los problemas en el trabajo, se habían añadido las pocas horas de sueño por las pesadillas de mis hijos. Estaba hecho polvo, pero tenía que entrenar. Ya en el calentamiento, las sensaciones no eran muy buenas.

Al empezar la primera serie mis temores se hicieron realidad. Las piernas no iban y el reloj me lo confirmó. Sin embargo me dije, que p,odía estar aún frío y que si apretaba podía ir mejor en la segunda. Desgraciadamente, no fue así. Además me empezó a doler la parte interior de la rodilla. Seguramente al forzar, empecé a apoyar mal. Estaba muerto y aún me quedaba otra serie. Me decía a mi mismo que no tenía sentido seguir y que lo mejor era dejarlo. Al evaluar la situación, me dí cuenta que aparte de la fatiga tenía miedo de lesionarme. Intenté relajarme y pensar que solo me quedaba una serie, pensé que si corría correctamente no me dolería la pierna y que llevaba muchos meses entrenando la fuerza y la biomecánica de carrera. Así que no debía haber problemas. Reuní todas mis fuerzas y me lancé por el último dosmil, que iba a terminar si o si. Durante la serie que se me hizo largísima no paré de hablar conmigo mismo. Me decía “relaja los hombros” “pisa fuerte” “levanta las rodillas” “ ponte recto”. Además me acordaba de muchos de mis deportistas y de cómo habían superado dificultades durante los entrenos y carreras. No fue fácil. Terminé la serie, Mareado. Casi me caigo al suelo.

 

Al cabo de unos minutos me recuperé y me sentí espectacular. No por los tiempos, que no fueron buenos. Si no por la fortaleza mental que había mostrado. Sin duda, creada a lo largo de los años de entrenamiento y sufrimiento. Y sobre todo por la experiencia de haber abandonado en ocasiones. Siendo consciente, que a veces la mente nos juega malas pasadas.

 

Esto no significa que haya que morir en cada entreno. A veces hay que parar, es mejor parar. Pero otras son tus miedos los que te detienen.

 

Es complejo, diferenciar las situaciones. Sobre todo cuando tu corazón va a mil y la razón se nubla.

 

Esta fortaleza mental me ha ayudado toda mi vida. He alcanzado grandes cosas, que a día de hoy aún me parecen alucinantes. Sin duda, soy una persona muy normal, como cualquiera. Pero esta claro que el deporte y sobre todo el correr te fortalece en muchos aspectos.