1.- Introducción.

En otros artículos, ya hablamos de la estabilidad . Ya sabes que lo que importa para cualquier deportista es evaluar sus necesidades de estabilidad, y realizar un programa de ejercicios, con unas progresiones adecuadas que respondan a estas necesidades. Por eso, cuando un entrenador, no realiza una valoración adecuada y te manda un programa de ejercicios que supuestamente trabajan el CORE o la estabilidad. Está, en el mejor de los casos, dejándose llevar por unas reglas generales o por estudios que han valorado a corredores. Eso es necesario, pero solo es el primer paso de la investigación.

 

Desde mi punto de vista. Y después de realizar unas cuantas valoraciones, los corredores y las personas, no somos iguales. Si no me crees, solo tienes que sentarte en un banco del parque, y ver pasar a corredores. No tardarás mucho, en ver que unos levantan poco las rodillas, otros se balancean a los lados, otros parece que van sentados, … Como es posible entonces, que para todos funcionen el mismo programa de ejercicios?

 

La verdad es, que no funciona ,y por eso no es casualidad que la mayor parte de los corredores se lesionen al menos una vez al año.

 

2.- CORE el concepto

Antes de seguir, deberíamos hablar un poco del concepto de CORE este concepto engloba varios subconceptos, entre los más importantes:

 

  1. La estabilidad central: Referida a la columna lumbo-pélvica, y toda la musculatura estabilizadora y movilizadora de esta zona. Quizás el mayor experto mundial sea (Mc Gill, 2011).
  2. La estabilidad Local, de articulaciones implicadas el movimiento (caderas, tobillos, columna dorso-lumbar, articulación escapulo-humero-clavicular,…), así como músculos, tendones y ligamentos que estabilizan y movilizan dichas articulaciones. Un experto mundial a nivel de hombro sería (Reilnolds, 2009)

 

Una buena evaluación, debería tener en cuenta estos dos apartados, ¿por qué? Pensemos un poco. Demos el primer paso, analicemos los requerimientos básicos de la carrera:

 

3.- ¿Cómo corremos?

Correr es una sucesión de apoyos monopodales, que requieren una triple fle-ext de caderas, rodillas y tobillo. Cuando corremos, soportamos sobre este apoyo hasta 3 veces nuestro peso (3g). Tenemos que ejercer una gran fuerza para no aplastarnos contra el suelo, y generar un impulso vertical que nos despegue del suelo. Además, se ha de generar un vector horizontal que nos impulse hacia delante.

Aunque este análisis es simple ya nos da una idea de varios requerimientos importantes de estabilidad.

 

 

1.- Estabilidad Central: Tobillo, rodilla y cadera se han de alinear correctamente para que la fuerza de reacción del suelo se dirija hacia nuestro centro de gravedad. Si cualquiera de estos segmentos no se posiciona de forma correcta existiría una dispersión de fuerzas y una pérdida de eficacia. Además de sobrecargas y lesiones. Habrá que tener en cuenta que la estructura central que engloba nuestro centro de gravedad, ha de otorgar un punto de apoyo estable para transmitir esa fuerza y producir el movimiento. Si no, estas fuerza se absorben en estructura óseas y se producen lesiones (hernias y sobrecargas lumbares)

 

2.- Estabilidad local: Para generar un impulso horizontal, la articulación de la cadera debe generar una extensión de miembros inferiores con un timing adecuado (cadera, rodilla, tobillo y pie) por lo tanto serán necesarias una movilidad con un ROM adecuado y estable que garantice la óptima aplicación de fuerzas.

 

El análisis de la carrera es mucho más complejo, pero no es el objeto de este artículo. Solo quería ilustrar un pequeño ejemplo.

 

4.- La evaluación individualizada

La segunda parte de la valoración es para mí la más importante. Una vez que ya sabemos cuales son los requerimientos de la carrera, es el momento de estudiar si el corredor es capaz de responder a estas necesidades, y cuales son lo puntos que hay que mejorar. El objetivo es pronosticar posibles lesiones o estados lesionales (previos a la lesión) para después centrarnos en mejorar su eficacia como corredor.

 

El sistema que utilizamos se basa en la Calidad de Movimiento, escuela a la que pertenecemos y cuyos maestros son (David Martínez, y Sergio Ballesteros).

 

Utilizamos una valoración muy completa del corredor, con más de 50 test. Valora patrones de movimientos globales, realiza test globales y analíticos de movilidad y estabilidad, realiza test con y sin carga, estudia y analiza tanto los timing de activación como la activación de músculos individualmente (MMT). Todo el sistema de evaluación es una herramienta muy potente para detectar eslabones débiles de la cadena muscular. Es el primer paso en la reprogramación de la carrera. Los resultados son óptimos y no es casualidad que ilustres deportistas andaluces ya estén trabajando con este sistema:

 

  • Sergio Lorenzo (duatleta internacional, y medalla por equipos en mundial con la Selección Española)
  • Alejandro Estevez (4º España Absoluto 800 m)
  • Curro Manchón (medalla de Plata Juegos meditarraneos en Vela)

 

En fin, el café para todos, no funciona. Solo una valoración individualizada podrá estudiar adecuadamente tus necesidades y será el primer paso para mejorar tus movimientos, evitando o reduciendo al máximo tus lesiones y mejorando tu rendimiento.

 

Muchas gracias por haber leído este artículo. Espero te sirva a ti o a otras personas.