Seguro que más de una ocasión has escuchado eso de “Hay que hacer abdominales” o quizás algo más actual “Haz CORE”. Quizás junto a  estas frases la persona que te las dijo, te explicó, que era muy importante para prevenir lesiones o para quitarte el dolor de espalda. No te voy a negar, que yo he hecho a lo largo de mi vida un gran número de abdominales, de todo tipo y por supuesto también he entrenado eso del CORE.

 

Afortunadamente, mi conocimiento ha evolucionado y ahora comprendo mucho mejor ciertas cosas. Vamos por partes:

 

1.- Creo que la pregunta no debería ser ¿Hacer o no abdominales? ¿Hacer o no CORE? Más bien la pregunta clave ¿Qué necesidades tiene un corredor?

 

2.- Un corredor necesita estabilidad en tobillo y cadera para poder realizar un impulso eficaz. También necesita que su pelvis esté bien colocada para no provocar presiones sobre la columna lumbar.

 

3.- Resumiendo un corredor necesita ESTABILIDAD.

 

4.- Lo ideal sería evaluar al corredor y estudiar sus necesidades específicas de estabilidad.

 

Por eso y desde una propuesta en la que me centro en el trabajo de ESTABILIDAD En la actualidad, con mis deportistas sigo esta secuencia:

 

  1. Estudio su patrón respiratorio. Lo educo para que sea Homogeneo- Simetrico- fluido. El mejor patrón respiratorio para un corredor,es el costal. Intento evitar el patrón torácico ya que me influye negativamente en la oscilación vertical.
  2. Trabajo la estabilidad global, Sobre todo TRANSVERSO, Y SUELO PÉLVICO
  3. Trabajo la estabilidad Local, Tobillo, cadera, lumbo-pelvico, escápula.
  4. Mejora la movilidad distal. Extensión cadera, flexion cadera, dorsiflexión del pie.

 

En resumen y si eres corredor. Estos serían mis consejos:

 

  • Aprende a respirar correctamente.
  • Primero estabilidad central (transverso y suelo pélvico)
  • Mejora la estabilidad de tus tobillos, cadera y lumbo-pélvico

 

Muchas gracias y espero que este artículo te sea de utilidad a ti o a otras personas con las que quieras compartir esta información.