El 34,7 % de las personas que quieren o tienen en mente empezar a correr, lo hacen en otoño.

Este es un dato muy curioso porque según los últimos estudios en sociología del deporte, las personas necesitan hacer ejercicio físico antes de las navidades y el mes de noviembre, empiezan muchos a desarrollar esta actividad.

La mayoría no se hacen un chequeo médico antes de correr sabiendo que en la mayoría de las veces, los sujetos llevan sin correr o hacer otro tipo de actividad hace años. No se detienen a pensar que quieren simplemente  correr y cuanto más mejor. Después pasa lo que pasa, me duele aquí y allí, no mejoro, estoy muy cansado, etc…

Por tanto, ¿qué se debería hacer para alcanzar tus objetivos sean los que sean en tu deporte favorito?

  1. Hacerse un chequeo médico antes empezar a correr. Y si tienes la oportunidad de hacerte una prueba de esfuerzo, sería lo ideal para determinar si estas en condiciones de practicar tu deporte favorito.
  2. Plantéate unos objetivos a corto, medio y largo plazo. El 66,8% de las personas que inician una actividad física sin unos objetivos, lo dejan a los dos meses. Por eso es tan importante que te pongas metas para motivarte. Da igual si tu objetivo es perder peso, pasártelo bien corriendo con los amigos, antiestress o mejorar tus marcas. Ponte unos objetivos y verás como será divertido cumplirlos.
  3. Cuenta con un profesional del ejercicio físico para que te guie en tu planificación y vayas cumpliendo tus objetivos.
  4. No tengas prisa en mejorar, quien siembra al final recoge y este refrán se aplica también en el mundo del deporte.
  5. Respeta los descansos. También forman parte del entrenamiento. Si te has saltado algún entrenamiento. No es aconsejable hacerlo al día siguiente, a no ser que se modifique los entrenamientos de la semana.
  6. Ten la suficiente determinación para cumplir cada día lo que te toque entrenar. No mires más allá del entrenamiento que tienes mañana y así no te agobiarás con los que tienes después.
  7. Cómprate la indumentaria necesaria para correr y no te gastes mucho más. Si hay algo donde gastarse el dinero, es en las zapatillas de deporte que son tu instrumento principal de tu práctica favorita. También es importante los calcetines, camisetas y mallas pero de una forma secundaria.

Estos son algunos consejos básicos que tienes que tener en cuenta, iremos apliándolos a lo largo de otros artículos.

Como último consejo, me gustaría mencionar la sensación placentera que nos queda al terminar nuestro entrenamiento diario. Es fundamental para seguir entrenando. Pásatelo bien y disfruta de tu momento cuando estas corriendo.