¿Sabemos correr?

 

Correr es una habilidad motriz básica que se aprende a los pocos años de vida y que la gran mayoría de nosotros es capaz de realizar de forma natural.

Sin embargo, al ser una habilidad motriz existen diferentes niveles de dominio de dicha habilidad. Es decir, aunque muchos somos capaces de correr, no todos dominan la habilidad de forma óptima.

 

Solo aquellos que son capaces de correr de forma eficaz y económica saben realmente correr.

Si esto es así ¿Cómo podemos realmente medir el dominio de la habilidad?

Habría que plantear un canon o modelo teórico que nos diese las bases de este estudio.

Los científicos que estudian el movimiento humano utilizan la biomecánica como herramienta a la hora de abordar esta cuestión. La biomecánica utiliza todas las disciplinas científicas (física, cinemática, …) que puedan servir a la hora de tomar y analizar datos que se obtienen a partir de la filmación en video del movimiento.

En entrenamehoy realizamos estudios biomecánicos de nuestros corredores como el que te mostramos a continuación (Figura 1) Gracias a ellos podemos valorar los puntos débiles del corredor y plantear un plan de actuación con

ejercicios correctivos orientados a mejorar la economía de carrera.

 

El análisis del tiempo de contacto, la posición del tronco o la oscilación vertical son parámetros claves para el estudio de la eficacia de carrera. Además la realización de estos estudios de forma regular y sistemática, nos permite valorar la progresión de nuestros atletas así como la eficacia de los ejercicios correctivos que se diseñaron en el plan de entrenamiento.

Captura-de-pantalla-2015-12-05-a-las-10.16.40

FIGURA 1

¡Alarma! ¡Alarma! ¿ Cómo puedo saber que mi técnica de carrera no es buena?

 

Aquí te muestro, algunos indicadores que te pueden servir de orientación, para saber que la técnica no es correcta:

 

  • Zapatazos: Si te oyen a 30 metros y se apartan al verte, es que estás golpeando demasiado fuerte el suelo. Si es así, recuerda que el suelo devuelve el impacto y eso lo sentirás tarde o temprano en tus rodillas y espalda.
  • Mirada al Suelo: Si eres de los que se conoce cada piedra del camino, es que tu mirada no se orienta al frente, en consecuencia tu tronco se flexionará hacia delante y la respiración estará dificultada. Además tu centro de gravedad (C.D.G.) estará fuera de tu centro de sustentación y tus impulsiones no serán adecuadas.
  • Corredor Saltarín: Si te calzaste las zapatillas de 7 leguas y tus zancadas son muy largas, seguramente iras dando saltos y tus apoyos sean siempre muy por delante de la proyección de tu C.D.G. En dicho caso la primera parte de tu apoyo se dedicará a absorber el gran impacto de tu cuerpo contra el suelo (generalmente entre 2 y 3 veces tu peso), en una resultante con un gran componente horizontal que te frena y que además deberá ser absorbido por tobillo, rodilla y zona lumbar.( Figura 2)

          Captura-de-pantalla-2015-12-05-a-las-10.17.06 

FIGURA 2.

 ¿Cómo puedo mejorar mi habilidad de correr?

 

Solo un programa de ejercicios específicos y adaptados puede lograr ese objetivo. Hace falta tiempo y constancia para conseguir el objetivos. Algunos piensan que con la mera realización de algunos ejercicios generales de técnica de carrera de forma ocasional, generalmente el día de series, ya están mejorando su técnica. Esto es del todo incorrecto.

 

Llevo muchos años corriendo y realizo ejercicios de técnica de carrera todos los días. Pero para mí, lo más importante es corregir mi técnica cada vez que corro. Cada carrera me sirve para testear mis puntos débiles e intentar corregirlos, solo así se mejora realmente.

 

Datos objetivos para saber que mi técnica es mejor.

 

Los entrenadores tenemos muchos truquillos. Uno que utilizo bastante es el control de la intensidad del ejercicio. Os pongo un ejemplo.

 

Imaginad que Ángel realiza con nosotros una valoración biomecánica, y a través de ella encontramos unos puntos débiles. Si al cabo de unos meses volvemos a realizarla y hay una mejora podremos decir que su patrón de carrera es más eficaz. Pero, si además medimos su Frecuencia Cardiaca a varias velocidades y nos damos cuenta que ahora dichos datos de frecuencia cardiaca son menores, podremos decir que ante la misma intensidad (velocidad de la cinta) el grado de esfuerzo (frecuencia cardiaca) fue menor. Por lo tanto este corredor es más económico en su carrera.

 

 

Bueno hasta aquí el artículo. No dejéis de seguirnos y animaros a entrenar con nosotros algún martes a las 20 h (alternamos parque de María Luisa y pistas polideportivas de San Pablo).